jueves, 16 de diciembre de 2010

Recuerdos



Al ir a ordenar mi biblioteca, me encontré, detrás de una estantería, una rosa con los pétalos esparcidos. Sonreí. Las profundidades del remoto pasado mostraron una luz pasajera y se liberó del puño del tiempo un sentimiento de nostalgia que vivió cinco minutos. Una fragancia que era como un susurro se escapó de los pétalos secos.
Recordé las palabras del sabio amigo: “La crueldad de la memoria se manifiesta recordando lo que se ha desvanecido en el olvido”.
Extraído de Diálogos del atardecer de Naguib Mahfuz. Ediciones MR.