viernes, 25 de marzo de 2011

Cuento sufi


El genio liberado de su lámpara le dice al pescador:

-Pide tres deseos y yo te los daré. ¿Cuál es tu primer deseo?
Tras meditarlo en rato, dice el pescador:
-Me gustaría que me hicieses lo bastante inteligente como para hacer una elección perfecta de los otros dos deseos.
-Hecho –dijo el genio-. Y, ahora ¿cuáles son tus otros dos deseos?
El pescador meditó de nuevo durante un momento, y contestó:
-Gracias. No tengo más deseos.