viernes, 10 de septiembre de 2010

Viejas Historias de Castilla la Vieja.



Fotos: Presentación en el Fnac de Callao Madrid del libro Viejas Historias de Castilla la Vieja. Elisa Delibes y Ramón Masats. 9 de septiembre 2010.

En la gran planicie que forman las tierras de mi pueblo, de la parte de Molacegos del Trigo hay una guerrilla de chopos y olmos enanos, donde al decir del Olimpio celebran sus juicios los grajos en invierno. El Olimpio aseguraba haberlos visto por dos veces, según salía con la huebra al campo de madrugada. Al decir del Olimpio, los jueces se asentaban sobre las crestas desnudas de los chopos, mientras el reo, rodeado por una nube de grajos, lo hacía sobre las ramas del olmo que queda un poco rezagado según se mira a la izquierda. Al parecer, en tanto duraba el juicio, los cuervos se mantenían en silencio, a excepción de uno que graznaba patéticamente en el jurado. La escena, según el Olimpio, era tan solemne e inusual que ponía la carne de gallina. Luego, así que el informador concluía, los jueces intercambiaban unos graznidos y, por último, salían de entre las filas de espectadores tres verdugos que ejecutaban al reo a picotazos sin que la víctima ofreciera resistencia. Viejas Historias de Castilla la Vieja. Miguel Delibes, imágenes de Ramón Masats. Editorial La Fabrica.