lunes, 6 de septiembre de 2010

Antonio Muñoz Molina


Antonio Muñoz Molina (Úbeda, Jaén 1956) no sabe qué hubiera hecho en 1936. Se lo preguntó a sí mismo mientras escribía La noche de los tiempos, una novela que discurre por el convulso marco histórico de la Segunda República, la Guerra Civil y el exilio. Llegó al punto final reconociendo que seguía sin respuesta. “Cuando vivimos en circunstancias normales es fácil ser estupendo. Ser antifascista en 2010 tiene un mérito relativo, en aquellas circunstancias hubo personas que actuaron como canallas y otras que lo hicieron con decencia. Ser decente es muy difícil y ser un canalla muy fácil” “Tanto los canallas como los decentes eran como nosotros y no otra especie” “Es insostenible la división entre buenos y malos” “No hay nada genético que obligara a ir a la guerra, hay unas circunstancias” Publicado en el País el sábado 4 de septiembre de 2010.