miércoles, 27 de abril de 2011

El día de mañana


Mis padres se pasaron la vida pensando en el día de mañana. Tú piensa en el día de mañana; tú ahorra para el día de mañana, me decían. Pero el día de mañana no llegaba. Pasaban los meses y los años y el día de mañana no llegaba.

Hoy, de hecho, mis padres ya están muertos y el día de mañana aún no ha llegado.

Extraído de “Tanta pasión para nada” de Julio Llamazares. Editorial Alfaguara.