jueves, 22 de julio de 2010

Un soplo de vida.

Foto: Atardecer desde San Antonio. Ibiza

Las cosas obedecen al soplo de vida. Se nace para gozar. Y gozar ya es nacer. En cuanto a mí nada sé. Lo que tengo me entra por la piel y me hace actuar sensualmente. No quiero sacrificar mi día de hoy por el de mañana. Estoy un poco asustada. No se adónde me llevará esta alegría suelta como un caballo. Quisiera sacarle una foto a este instante. Hoy es jueves y este jueves está hecho del más puro aire y la más pura felicidad. Cada minuto que pasa es un milagro que no se repite. Clarice Lispector.