miércoles, 21 de abril de 2010

Martín Ramírez


Marcos de reclusión.

Martín Ramírez nace en 1895 en Rincón de Velázquez, Tepatitlán, Jalisco, México. En 1925, deja a su familia y emigra a Estados Unidos en búsqueda de empleo. De 1925 a 1930 trabaja en el ferrocarril y en las minas del norte de California. En 1931 es recogido por la policía e internado en el Hospital Estatal de Stockton, con un primer diagnóstico de depresión maníaca, de donde escapa varias veces para acabar de nuevo internado. Muere en 1963. En 2007 se presenta su gran retrospectiva en el American Folk Art Museum de Nueva York.

Con materiales y recursos muy limitados Martín Ramírez logró crear una obra sorprendente, desde 1948 hasta su muerte en 1963, Ramírez realizó cerca de 450 dibujos. Interno del hospital psiquiátrico, dibujaba en una sala que compartía con docenas de hombres, también confinados por su incapacidades mentales y físicas, y quizás porque eran indigentes, pobres y desempleados. Guardaba sus dibujos bajo el colchón, para protegerlos, sus herramientas artísticas se apilaban en una mesita de noche. Utilizaba como material para sus dibujos papeles de toda clase, notas de enfermeras, papel de liar, revistas, periódicos, vasos de papel aplastados y sábanas de papel para camillas, los adhería con pegamento casero (que fabricaba con almidón de patata, masa de pan y su propia saliva). Su medio consistía en ceras aplastadas, lápices de colores y pinturas de base acuosa que aplicaba con ayuda de un palillo, en lugar de pincel.

Su obra, Marcos de reclusión, se expone en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia, del 31 de marzo al 12 de julio 2010. Información extraída del folleto facilitado por el Museo.