lunes, 2 de agosto de 2010

Henri Cartier-Bresson


Nunca he sentido pasión por la fotografía “en sí misma”, sino por la posibilidad de captar –olvidándome de mí mismo- en una fracción de segundos, la emoción que el tema desprende y la belleza de la forma. En otras palabras, una geometría desvelada por lo que se ofrece.
El disparo fotográfico es uno de mis cuadernos de esbozos. 8-2-1994. Fotografiar del natural. Henri Cartier-Bresson