sábado, 7 de agosto de 2010

Escritores



… Una regla de urbanidad que no está recogida en ninguna parte pero que los escritores conocemos muy bien y que generalmente aplicamos: conviene no meterse en berenjenales y eludir lo máximo posible los comentarios sobre el libro de tu amigo o colega escritor; cuanto más lo evites, menos conflictos tendrás, pues conviven peligrosamente siempre en el otro –también en ti, para qué negarlo- un gran orgullo junto a una susceptibilidad a flor de piel, siempre dispuestos a unirse en mezcla explosiva. Enrique Vila-Matas. Dietario voluble. Anagrama, Narrativas Hispánicas.