miércoles, 3 de febrero de 2010

Las pensiones de los diputados.

Ahora que está de actualidad el tema de las pensiones, recupero una carta que envié para su publicación, hace cosa de un año, al diario El País. La carta no la publicaron.
Este era el texto:
El Reglamento de pensiones parlamentarias y otras prestaciones económicas a favor de los ex-parlamentarios aprobado por las Mesas del Congreso de los Diputados y del Senado el día 11 de julio de 2006, publicado en el B.O. de las Cortes Generales con fecha 14 de julio del mismo año establece, entre otras prebendas, que: Las Cortes Generales abonarán con cargo a su presupuesto una pensión a los ex-parlamentarios, con más de 65 años, que hayan tenido la condición de Diputados o de Senadores durante al menos siete años

Les pregunto a los Sres. Diputados o Senadores de cualquier partido o ideología, ya que esta vez (que casualidad) si estuvieron todos de acuerdo en la aprobación de este Reglamento: ¿Cómo es posible que cualquier ciudadano español necesite treinta y cinco años de trabajo y cotización para tener derecho a una pensión y Uds. con tan sólo siete años lo tengan resuelto? ¿Acaso pertenecen Uds. a una casta o condición elevada que les hace merecedores de este privilegio? Si consideran que es justo que después de siete años de cotización se reciba una pensión ¿por qué no aplicarlo al resto de los ciudadanos españoles?

Pinchando aquí podeis leer el Reglamento citado, no tiene desperdicio.
Sebas Navarrete.