viernes, 12 de febrero de 2010

Agua.

Foto: Las Tablas de Daimiel.

“Vivir es fluir. Fluir es vivir. Nada vive sin que diferentes flujos confluyan. Es decir, sin que fluyan por sus adentros las savias de la vida. Sin que la humedad, por fuera, vista de vida lo mirado. Beben, bebemos todos: para ser o llegar a ser posibles. No hay nada más roto que la desolada sed sin esperanza. Lo seco ya está quieto, vacío y, por supuesto, muerto. Y sin embargo, el agua padece altas dosis de desprecio por nuestra parte. Somos desiertos que avanzan inexorablemente hacia los fértiles horizontes que quedan en este mundo con ánimo anexionista. Pero también podemos ser lluvia.” Extraido del libro de fotografías Agua, textos de Joaquín Araújo.