jueves, 18 de febrero de 2010

La Mariblanca.


En el año 1625 Florentino Ludovico Turquí adquiere en Florencia esta escultura de mármol. Coronó la fuente de la Fé en la Puerta del Sol, situada frente a la desaparecida Iglesia del Buen Suceso. La estatua, posiblemente por su color blanco, fue llamada popularmente por los madrileños como “La Mariblanca”.
Ahora, una copia de la original, vuelve a ocupar un espacio en la Puerta del Sol de Madrid.