domingo, 28 de octubre de 2012

En Estampa con Salvador Palomo y Pablo Rodríguez Guy

Con Salvador Palomo y Pablo Rodríguez Guy en Estampa 2012


Salvador Palomo en Estampa 2012

Pablo Rodríguez Guy y Salvador Palomo en Estampa 2012

Con Salvador Palomo y Pablo Rodríguez Guy en Estampa 2012

Salvador Palomo en Estampa 2012

Esta pasada mañana de domingo he podido compartir un estupendo rato con mis amigos Salvador y Pablo, que exponen en el stand D4 en Estampa, Salón Internacional de Arte Múltiple y Contemporáneo, en Matadero Madrid, nave 16. Termina esta noche a las 21 horas.

Salvador Palomo nos dice sobre su obra:

"Efímeros es una reflexión sobre el paso (estancia, tránsito…) del hombre por la tierra.
Una reflexión que se centra sobre todo en las relaciones entre los humanos, en un aprendizaje y en las consecuencias de los modos de vida contemporáneos que desembocan en aislamiento, soledad, anonimato y, a fin de cuentas, en una búsqueda de la felicidad basada en la ignorancia y el olvido.
Efímeros es una reflexión a través de preguntas que formulan las imágenes. ¿Sabemos quiénes somos? ¿Sabemos dónde vamos? ¿A qué hemos venido?
Ese proyecto pretende introducir al espectador en un espacio casi vacío. Un espacio, apenas real de luces y sombras, y de silencio. Espacio que quiere prestarse a la meditación y que pretende facilitar el pensamiento, sin más distracción –ni ruido- que lo que aquí se cuenta. En estas imágenes observamos a un individuo, desdibujado diluido y en tránsito –ya sea solitario o en grupo-, que campa por el mundo como un espectro autómata al que le han marcado la dirección y el destino.
En su ir y venir por la Tierra, el ser humano debería conseguir, a través de sus vivencias, desprenderse de la ignorancia y de sus miedos. Pero el entorno donde este hombre se mueve, el espacio donde habita, está condicionado por su pensamiento, y afecta a su evolución individual y social. De este modo, nuestra idea del planeta es fruto de la relación –tantas veces efímera- entre los individuos y los lugares que habitan. Algo que nos lleva a establecer un paralelismo entre el tránsito que el ser humano hace por la Tierra con los no-lugares de Augé."

Y Pablo Rodríguez  Guy:

"Mi obra actual, la pintura, el grabado y la fotografía, o la fusión de todas ellas, es un compendio de emociones y experiencias del mundo que me rodea, tanto del mundo interior y próximo, como del que me encuentro en los viajes por el mundo. Tiene mucho de sinfonía clásica  con estructura de jazz, toques flamencos, música contemporánea y sonidos étnicos. Con armonía, ritmo y compás; con emoción y evocación. Las obras son como esos muros de las ciudades, en los que se van mezclando los grafitis, con carteles y toda clase de pintadas y repintadas. Son el testimonio de unas vivencias, de unos hechos y de las diversas situaciones por las que el ser humano y nuestra sociedad atraviesa."