lunes, 29 de octubre de 2012

¿Cómo traducir un instante?

Parque Nacional de Ordesa. Foto Sebas Navarrete


¿Cómo traducir un instante en un instante, cómo en el instante preciso?¿Cómo traducir la marcha de las nubes que pasan, si ni ellas ni su paso son nunca los mismos? ¿Qué hacer con los sueños para quedarnos dormidos y despertar de nuevo en aquel del que partimos? ¿Cómo invitar a las plantas a dejar de callar en otro idioma? ¿Cómo traducir la luz, las sombras, la mañana?.
Cada poema es una casualidad inconcebible, un charco sin fondo, una existencia y, por ende, una infinidad de no existencias, futuro y recuerdo, una pequeña muerte y una bella viuda, un salto detenido, un breve equipaje de regreso, una señal, un baile, una pregunta; cada poema deja tras de si un cierto todo, su cierto cien por ciento y una serie interminable de silencios, que también hay que traducir. Epílogo de los traductores Gerardo Beltrán y Abel A. Murcia Soriano del libro de poemas de Wistawa Szymborska “Instantes”. Editorial Igitur.