martes, 5 de enero de 2010

La escritura.

Foto: Cuesta Moyano, Madrid.

De lo perdido, de lo irremediablemente perdido, sólo deseo recuperar la disponibilidad cotidiana de mi escritura, líneas capaces de cogerme del pelo y levantarme cuando mi cuerpo ya no quiera aguantar más. Roberto Bolaño.