lunes, 4 de enero de 2010

Consumismo

Foto: Calle Gran Via de Madrid, diciembre 2009.

Gastamos más de lo que ganamos. Aparte de la hipoteca, que se come el grueso del sueldo, nos empeñamos por casi todo: un coche, un televisor de plasma, un viaje de placer.. . En España hay 447 centros comerciales, que el año pasado recibieron a 1.300 millones de compradores. La media es de 25 millones de personas entrando por sus puertas cada semana. La mayoría, en sábado. "Estos lugares son la nueva forma de hacer ciudad, son los sustitutos de las antiguas plazas públicas",
El creciente consumismo es, según muchos expertos, el responsable de este sobreendeudamiento. Hemos entrado en una fase para la que ya no sirve el concepto de consumo de masas sin más. Los sociólogos buscan las nuevas razones que llevan a la familia media a endeudarse para toda la vida por bienes aparentemente accesorios. Y hablan de un nuevo modo de capitalismo. Octavio Uña, catedrático de Sociología de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, se refiere a él como "consumo de ficción o neoelitismo". Son términos técnicos que retratan la idea de que las familias se endeudan no por pura necesidad, sino para disfrutar aquí y ahora de bienes hasta ayer fuera de su alcance. Y además obtener un plus muy atractivo: hacer ostentación de ellos ante el prójimo.
"Quieren objetos que les distingan del resto", comenta Uña. "El coche más caro, la tele más grande, las vacaciones más exóticas, la ropa más exclusiva. Todo esto es muy caro. Y en realidad es un lujo excesivo que muchos no se pueden permitir. El resultado es que la mitad de los españoles vive de esa ficción de aparentar sin que le importe endeudarse indefinidamente. Si pudiéramos ver la lista de los productos financiados quedaría claro que la mayoría de las cosas que se compran a crédito son totalmente prescindibles". Fuentes http://www.solidaridad.net/