jueves, 9 de agosto de 2012

La ley natural

Picos de Europa. Foto Yolanda Morata


“Toda ley humana tiene razón de ley en tanto en cuanto se deriva de la ley natural. Si en algo se separa de la ley natural no será ley, sino corrupción de ley” Santo Tomás.

… La ley natural es un límite a la labor del legislador humano y, correlativamente, una garantía para el súbdito. El gobernante puede y debe ajustar sus normas en todo momento a lo que las circunstancias aconsejen como más convenga a los intereses de la comunidad; mas su libertad normativa tiene que desenvolverse dentro de los márgenes que le impone el obligado sometimiento a los preceptos de la ley natural. Y esta limitación constituye para los gobernados la mejor garantía de que el derecho no va a ser utilizado por el poder como un instrumento de despotismo y tiranía. 
Extraído de "Derecho natural" introducción filosófica al derecho, de Antonio Fernández-Galiano. Editorial Ceura.