miércoles, 20 de junio de 2012

Yo no soy nadie, ¿Quién eres tú?





Yo no soy nadie, ¿Quién eres tú?
¿También tú no eres nadie?
¡Entonces ya somos dos!
¡No lo digas! Lo pregonarían, ya sabes.

¡Qué aburrido ser alguien!
¡Qué ordinario! Estar diciendo tu nombre,
como una rana, todo el mes de junio,
a una charca que te contempla.

Emily Dickinson “El viento comenzó a mecer la hierba”
Editorial  Nórdica. Edición bilingüe.