miércoles, 12 de mayo de 2010

Fotografía.


Foto: Parque del Buen Retiro (Madrid)

Cualquier objeto es digno de ser fotografiado; basta con acertar con el punto de vista, el juego de luces o con añadir lentes que ofrezcan nuevas dimensiones para encontrar una belleza que está oculta en todas partes. Cualquier disparo afortunado puede plasmar una obra de arte. Si no, basta con esperar el paso del tiempo para que esa instantánea gane presencia. Whitman decía que si cada objeto, condición, combinación o proceso precisos exhibe una belleza, es superficial señalar que ciertas cosas son bellas y ciertas otras no. Si todo cuanto piensa o hace una persona es relevante, es arbitrario tratar ciertos momentos de la vida como importantes y la mayoría como intrascendentes. Sobre la fotografía. Santiago Fernández Carrillo.