jueves, 20 de noviembre de 2008

El mentiroso.


Creemos que el mentiroso está contando sinceramente su verdad y, al creerle, cedemos parte de nuestra libertad en función de la mentira. Pasamos a estar sometidos a la voluntad del otro. Michael P. Lynch. La importancia de la verdad para una cultura pública decente.