sábado, 27 de junio de 2015

Unos y otros. Carta de mi autoría en El País

Antonio Fraguas de Pablo, Forges. Siempre genial.


Mientras que un buen número de españoles sigue preguntándose dónde está la recuperación publicitada por el Gobierno; mientras tienen que abrirse los comedores de los colegios en verano, como si estuviéramos en la posguerra, para que puedan alimentarse miles de niños; parece que ahora, a pocos meses de las elecciones generales, lo que de verdad importa es cambiar a los mensajeros, dar una imagen amable, cercana. No se trata de cambiar las políticas que han llevado a muchas familias a circunstancias dramáticas, a la mayor crisis de nuestra democracia.

La oposición, entre tanto, coquetea ahora con el símbolo patrio como imagen del cambio. Dicen que ya no son un partido de izquierdas, ni mucho menos republicano —de eso ni se habla—, ahora es moderado, un partido de centro. Por esta senda no sería de extrañar que terminen renegando hasta de su nombre.