viernes, 17 de octubre de 2014

Tu verdad no es La Verdad.

En la calle Santa Barbara, Madrid. Foto Sebas Navarrete

Como tantos países incultos. No podemos creer que somos excepcionales. Como tantos países en los no hay mucha educación. Sucede cuando en la escuela no te enseñan que tu verdad es tu verdad pero no La Verdad, y que el de al lado tiene otra verdad distinta a la tuya y que aunque sea distinta es respetable, y que a lo mejor harías bien escuchándole porque quizá aprendas algo de él. Esto no se lo enseñan a nadie en las escuelas, ni en las de derechas ni en las de izquierdas. José Álvarez Junco, catedrático de Historia de la Complutense.