viernes, 1 de abril de 2016

"Solo" August Strindberg

Hohsaas, Alpes Suizos. Foto Sebastián Navarrete

Lo primero que uno alcanza en soledad es un compromiso consigo mismo y con el pasado. No es tarea fácil, desde luego, porque el autodominio requiere toda una educación. Pero no hay un estudio más agradecido que el autoconocimiento, si es posible tal cosa. De vez en cuando hay que emplear el espejo, en especial el espejo de mano, pues de lo contrario no puedes saber qué apariencia tienes por detrás. Extraído de "Solo" de August Strindberg. Editorial Mármara.