miércoles, 13 de mayo de 2015

El poder burocrático

Antigua escuela en Camaleño, Cantabria. Foto Sebas Navarrete 

Leo un artículo de un escritor de teatro, Arkadi Rajkin, publicado en una revista de Moscú. El poder burocrático, dice el autor, hace que jamás se encuentren los actos, las palabras y los pensamientos: los actos quedan en el lugar de trabajo, las palabras en las reuniones y los pensamientos en la almohada.
Buena parte de la fuerza del Che Guevara, pienso, esa misteriosa energía que va más allá de su muerte y de sus errores, viene de un hecho muy simple: él fue un raro tipo que decía lo que pensaba y hacía lo que decía. 

Extraído de "El Libro de los abrazos" de Eduardo Galeano.