miércoles, 4 de junio de 2014

Nos pasamos la vida actuando

Foto Sebas Navarrete

Nos pasamos la vida actuando, teniendo que actuar, para expresar deseos, pensamientos y anhelos que en realidad ¡son fingidos! Y todo para tratar a los demás con delicadeza, para que en el futuro no nos perjudiquen y para tomar ventaja frente a nuestros competidores. Para ello, nos servimos del cuerpo y del lenguaje, frágiles herramientas que ponen al descubierto que desde que nos asomamos a este mundo una grieta nos recorre; que estamos escindidos en un interior espiritual y un exterior corpóreo; que queremos ser auténticos y, como mucho, lo parecemos. Nunca somos del todo nosotros mismos; la Creación, desde que caímos en el pecado original, es puro teatro. “Ser veraz”, ya lo dijo el filósofo, significa simplemente “mentir borreguilmente en un estilo obligatorio para todos”. Extraído de “El arte de no decir la verdad” de Adam Sboczynski. Editorial Anagrama.