miércoles, 7 de enero de 2009

Las reglas.


Y es que la regla consiste en que o bien uno se aferra a sus ideas y se hunde o bien nada con ellas y permanece a flote.
Las reglas son los verdaderos amos del mundo. Una regla sólo cae en desuso cuando hay otra que la sustituye.
Los pesos y las medidas, al igual que las reglas, son también importantes, porque sin ellos no se obtiene el placer de engañar a los demás. Tibor Fischer. El coleccionista de coleccionistas.