jueves, 30 de abril de 2009

La naturaleza


La naturaleza está ahí, sola esperando que la revelen, corazones que la sientan. Desde sus montes o sus llanos, desde sus bosques o sus praderas, la naturaleza es en principio una expectativa, una oquedad para ser llenada, una propuesta para el augurio.
Es tan antigua como el universo, aunque sea apenas un trocito de esa inmensidad. En la naturaleza surge y se levanta la vida. Aun en pleno desierto, crea oasis. Tan sólo somos libres cuando encontramos nuestro oasis.
Como dejó escrito uno de los heterónimos de Pesoa, “el único sentido oculto de las cosas es no tener sentido oculto”. Pues bien, la naturaleza no tiene sentido oculto. Preexiste y existe a la vista de todos.
Cada sobreviviente es una humilde rebanada de la naturaleza. O sea que vos sos naturaleza. Y yo también, por suerte yo también. Mario Benedetti. Vivir adrede.

miércoles, 29 de abril de 2009

Generosidad ante el derrotado.


Cuando se termina la partida de ajedrez se da la mano al derrotado, no cuesta nada ser generoso frente a un rey tumbado.

martes, 28 de abril de 2009

De la vida y la muerte


Nadie es tan viejo que no pueda vivir un año más, ni tan joven que no pueda morir al día siguiente. Proverbio chino.

lunes, 27 de abril de 2009

Agua en el agua


Quisiera que mi vida
se cayera en la muerte,
como este chorro alto de agua bella
en el agua tendida matinal;
ondulado, brillante, sensual, alegre,
con todo el mundo diluido en él,
en gracia nítida y feliz.

viernes, 24 de abril de 2009

La voluntad inteligente.

La inconstancia es un fracaso, pero también puede serlo su contrario, la obcecación o la tozudez. No hay nadie más voluntarioso que el demente o el fanático, lo que nos hace pensar que la fuerza de voluntad en abstracto no es ni buena ni mala. Que lo bueno es una voluntad inteligente que sepa cuándo hay que perseverar y cuándo hay que desistir.
Los generales son famosos por insistir en emplear estrategias cuya inutilidad está claramente demostrada. En la Primera Guerra Mundial, era evidente, aunque sólo fuera por la batalla de Verdún, en la que se perdieron 800.000 vidas, que, en la guerra de trincheras, los ataques directos no sólo estaban condenados al fracaso, sino que suponían más pérdidas para los atacantes que para los defensores. Sin embargo, en la batalla del Somme, el general Haig, que en las primeras horas ya había perdido a 57.000 hombres, siguió atacando las posiciones alemanas, muy bien defendidas, con nuevas y terribles pérdidas de tropas.
En este caso no era Haig el que sufría, claro está, sino sus hombres.
La tozudez puede ser, pues, un gran peligro. Por eso, hablar elogiosamente de la “fuerza de voluntad” resulta equívoco. Prefiero hablar del buen uso o del uso fracasado de la voluntad, del uso inteligente y del uso estúpido. José Antonio Marina. La inteligencia fracasada.

jueves, 23 de abril de 2009

Vivir.

De niño uno cree que la vida es una acumulación de cosas, que con los años vas conquistando y ganando y coleccionando y atesorando, cuando en realidad vivir es irte despojando inexorablemente. Desde entonces, desde mis doce años, lo he ido perdiendo todo. La vista, el oído, la agilidad, la memoria. También perdí la guerra; y a Margarita, mi querida compañera de la madurez. - Rosa Montero - La hija del Caníbal.

miércoles, 22 de abril de 2009

Agua

En un informe de la ONU del año 2006 se indicaba:

-Que cada día mueren 4.500 niños en el mundo por falta de agua potable o saneamiento.
-Todavía hay 1.100 millones de personas en el planeta que no tienen acceso al agua.
-Unos 2.600 millones de personas carecen de retretes, letrinas o algún tipo de canalización.

En el año 2009 estos datos lejos de mejorar han empeorado.

martes, 21 de abril de 2009

Comentaristas de nosotros mismos.


Normalmente vivimos y paralelamente al vivir comentamos con nosotros mismos lo que vivimos. Esta crónica depende fundamentalmente del estado de ánimo y de la actitud, que son grandes productores de significados. Una persona susceptible va a subtitular todas las cosas con un comentario ofendido. Un poeta, de comentarios poéticos. Somos comentaristas de nosotros mismos, y con estos comentarios a veces nos animamos y a veces nos destruimos. José Antonio Marina. La inteligencia fracasada.

lunes, 20 de abril de 2009

Los deseos.


Cuentan que Alejandro Magno se desesperaba, poco antes de morir, porque había agotado las geografías que vencer. La falta de deseos y la falta de curiosidad son los más certeros síntomas del verdadero fin.

viernes, 17 de abril de 2009

Secuestro.

Un secuestro es muy largo de vivir y muy corto de contar. Florence Aubenas. Periodista del diario francés Libération, secuestrada en Irak durante seis meses. El País 15 de junio 05.

jueves, 16 de abril de 2009

Relaciones personales.


¿Quieres un buen consejo para tu éxito en la vida de relación? Ayuda a los otros a sujetarse la careta. León Daudí.

miércoles, 15 de abril de 2009

Lo que hace que los amantes no se aburran nunca de estar juntos es que se pasan el tiempo hablando de sí mismos.

martes, 14 de abril de 2009

Una palabra

Una china tirada a un estanque suscita ondas concéntricas que se extienden sobre su superficie, involucrando en su movimiento, a distancias distintas, con distintos efectos, al nenúfar y al junco, al barquito de papel y a la balsa del pescador. Objetos que mantenían el aire, en su paz en su sueño, son como reclamados a la vida, obligados a reaccionar, a entrar en relación entre sí. Otros movimientos invisibles se propagan en profundidad, en todas las direcciones, mientras la china en la caída remueve algas, espanta peces, provoca siempre nuevas agitaciones moleculares. Cuando al fin toca fondo, subleva el barro, empuja a los objetos que yacían allí olvidados, desentierra a algunos, otros acaban recubiertos de arena. Innumerosos acaecimientos, o microacaecimientos, se suceden en un tiempo brevísimo. Aun teniendo tiempo y ganas, ni siquiera sería posible registrarlos a todos, sin omisiones.

No de otro modo una palabra, lanzada a la mente por azar, produce ondas de superficie y de profundidad, provoca una serie infinita de reacciones en cadena, atrayendo en su caída sonidos e imágenes, analogías y recuerdos, significados y sueños, en un movimiento que interesa a la experiencia y a la memoria, a la fantasía y al inconsciente, y que es complicado por el hecho de que la misma mente no existe pasiva a la representación, sino que interviene en ella continuamente, para aceptar y repeler, enlazar y censurar, construir y destruir.- Gianni Rodari. - Gramática de la fantasía.

lunes, 13 de abril de 2009

Amistad


“La amistad se parece mucho al amor; alguna vez he dicho que el amor es una amistad íntima con momentos eróticos” Antonio Gala.

domingo, 12 de abril de 2009

Soñar

La pregunta es: ¿puede la inteligencia humana trascender? ¿Puede el simio pensante alcanzar algún pedazo real de realidad? ¿O estamos condenados a soñar para, al despertar, pasar a otro sueño? Decía Edgar Allan Poe que todo lo que vemos “no es más que un sueño dentro de un sueño”. Salvador Pániker. Asimetrias.

sábado, 11 de abril de 2009

El solitario.


El solitario, sentado sobre la serenidad, tiene la certidumbre de que la muerte es la aliada del amor: una aliada forzosa por miedo a ser vencida. El País Semanal. Domingo, 19 de mayo de 1996. Antonio Gala.

Conil. Cádiz


jueves, 2 de abril de 2009

Doctrinarios.


Sin duda poseía esa extendida habilidad de algunos doctrinarios para animar a otros a un sacrificio del que ellos se mantienen escrupulosamente a salvo. Córdoba de los omeyas. Antonio Muñoz Molina.

miércoles, 1 de abril de 2009

Un lobo estepario


Se ha dicho que Hermann Hesse fue viejo en la juventud y joven en su vejez. He aquí sus lecciones de iniciación: librarse de cualquier vínculo con los afectos dolorosos, disolverse en la ilusión del nihilismo, ser el creador de la propia alma, sintetizar en ella todas las fuerzas opuestas, absorber la magia de la naturaleza más allá de todas las patrias, agarrarse a un asa de viento para alcanzar todo aquello que deseábamos ser cuando, al salir de la adolescencia, le leíamos en verano tumbados en una hamaca a la sombra de los álamos. ¿Quién no ha soñado alguna vez con ser como él un lobo estepario?