lunes, 30 de marzo de 2015

Vivir

Madrid, marzo 2015. Foto Sebas Navarrete

Vivir

Me quedan, a mi edad, algunas cosas
que quiero repetir o no he probado,
viajes y mujeres mariposas
que dejen otra herida en mi costado.

Vivir es adictivo y misterioso,
son rápidos y lentos los inviernos,
sabemos que el reloj es caprichoso
y hay ratos que parecen ser eternos.

Por eso aprovechemos el momento,
la vida es un paréntesis divino, 
vayamos a abrazarnos contra el viento.

Ni horóscopos, vidente ni destino,
nosotros escribimos este cuento,
llenemos de sorpresas el camino.

Luís Ramiro. Te odio como nunca quise a nadie.